Este 1 de noviembre nos ha dejado de forma repentina uno de los miembros de nuestra comunidad educativa más queridos y apreciados: Luis Ángel Villar Llorente.

Desde su llegada al centro, hace dieciséis años, nos conquistó a todos con sus constantes muestras de compromiso, eficacia y humanidad.  Le vamos a echar mucho de menos, pero el mejor homenaje que podemos hacerle es seguir trabajando día a día por dar lo mejor de nosotros a cada una de las familias que han puesto su confianza en el I.E.S. Marco Fabio Quintiliano. Y, a ser posible, con una sonrisa.

Hasta siempre, Luis